martes, 22 de marzo de 2011

El ejemplo de Madrid y el golf en el Día Mundial del Agua

El Día Mundial del Agua se celebra el 23 de Marzo desde 1993, auspiciado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente. El propósito de este día es llamar la atención sobre la vital importancia de este recurso y sobre la necesidad de preservar y gestionar de forma sostenible las reservas hídricas del planeta. Cada año se dedica este día a una temática en concreto: si el año pasado fue ‘Agua Limpia para un Mundo Sano’, en 2011 es “Agua para las ciudades: respondiendo al desafío urbano.’ Se ha elegido este tema con el objetivo de “concentrar la atención internacional sobre el impacto del rápido crecimiento de la población urbana, la industrialización y la incertidumbre causada por el cambio climático, los conflictos y los desastres naturales sobre los sistemas urbanos de abastecimiento de agua.”

El agua es el bien más básico de todos, imprescindible para la vida, pero de acceso limitado para miles de millones de personas en todo el mundo: el 46% de la población mundial carece de acceso a agua corriente o potable. Además, este problema se agravará en los próximos años debido al cambio climático y al aumento de población: se estima que 1.800 millones de personas vivirán en regiones con escasez grave de agua para el año 2025.

En nuestro país, el reparto del agua es desde hace tiempo un problema acuciante que ha provocado muchos conflictos, como la batalla por el Plan Hidrológico Nacional. A pesar de que sabemos que el agua es un bien muy escaso, y que lo será aún más en los próximos años, parece que muchos se empeñan en mantener una mentalidad caduca y tremendamente irresponsable ambientalmente. Esperanza Aguirre es una de ellos.

Esperanza Aguirre practicando su swing. Foto de Luis Sevillano, El País.

La presidenta de la Comunidad de Madrid inauguró ayer en Alcalá de Henares el campo de golf El Encín, que será, en palabras de la propia Aguirre, “una referencia para todos los golfistas.” Mala referencia si tenemos en cuenta que está recurrido por Ecologistas en Acción ante el Tribunal Supremo, que aun no se ha pronunciado sobre su legalidad. Además, la organización ecologista lleva tiempo denunciando que el campo de golf se riega con agua potable, “lo que supone un plus de insostenibilidad a un proyecto despilfarrador de recursos económicos y ambientales.”

Pero la apuesta de Esperanza Aguirre por el golf es rotunda. De hecho, ayer decía que “los poderes públicos tienen la obligación de impulsar la práctica del golf”. Es lo que está haciendo con el proyecto de campo de golf en Tres Cantos para celebrar la Ryder Cup, en una zona protegida parte de la Red Natura 2000. Los 32 campos que ya existen en Madrid parecen claramente insuficientes para ella.

En el Día Mundial del Agua es imposible no preguntarse cómo espera Esperanza Aguirre poder seguir regando tanto green en una región como Madrid, cada vez más densamente poblada y que seguramente sufrirá importantes problemas de abastecimiento en los próximos años. Nos hace mucha falta apuntarnos a la Nueva Cultura del Agua, poniendo el ahorro y la gestión sostenible de este imprescindible recurso por encima de intereses económicos de cualquier tipo.

----
Un buen plan para este Día Mundial del Agua es pasarse por La Casa Encendida de 11.00 a 14.30 horas para asistir a la jornada que han organizado con motivo de la celebración. Primero se proyectará la película de Iciar Bollaín ‘También la lluvia’, y a continuación tendrá lugar una mesa redonda-coloquio sobre abastecimiento de agua en el ámbito urbano. Aquí os dejo la información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada