sábado, 5 de marzo de 2011

Criminalizando a los héroes del clima


Sólo era cuestión de tiempo que la Fiscalía danesa anunciase su acusación contra los activistas de Greenpeace que se colaron en la cena de gala de los jefes de estado durante la Cumbre de Copenhague, en Diciembre de 2009. Juan López de Uralde, Nora Christiansen, Christian Schmutz y Joris Thijssen estaban a la espera de juicio por la espectacular acción con la que denunciaron la hipocresía y la incompetencia de los líderes mundiales durante aquella Cumbre en la que tanto nos prometieron en vano. Les pidieron que estuviesen a la altura de las circunstancias con aquellas míticas pancartas de “Los políticos hablan, los líderes actúan”, y a cambio son perseguidos como criminales. Héroes, y no criminales, son estos valientes guerreros del arcoiris.



Finalmente, la espera acabó este martes, después de más de un año de incertidumbre. La Fiscalía danesa acusará a Juan López de Uralde y a los demás activistas de Greenpeace de allanamiento de morada contra la Reina Margarita II, aplicando además una figura legal obsoleta conocida como “The Queen’s Paragraph”. En principio se enfrentan a una pena máxima de un año de prisión, aunque aplicando ese agravante, que no se utiliza desde hace 75 años, la Fiscalía quizá podría pedir más años de cárcel para los activistas.  

El desproporcionado castigo que ya sufrieron en 2009 los activistas, pasando 21 días entre rejas "de forma preventiva”, no parece haber dejado satisfecho al Gobierno de Dinamarca, que quiere, según ha explicado el corresponsal danés Martin Tonner a Radiocable, “una condena ejemplar”. Para Tonner, la condena no es tanto por denunciar el fracaso de la cumbre del clima como por “dejar en evidencia la seguridad”. Desde luego, la seguridad danesa quedó en una posición lamentable después de que dejaran pasar a los “jefes de Estado de Greenpeace” sin pedirles ningún tipo de acreditación. ¡Igual es que era suficiente con ir bien vestido y llegar en un coche de lujo!

Bromas aparte, el anuncio de la Fiscalía danesa ha generado una rápida y masiva respuesta por parte del movimiento ecologista español ante la agresión que está sufriendo el ex director de Greenpeace España y cabeza visible del proyecto Equo. El director de campañas de Greenpeace España, Mario Rodríguez Vargas, publicó un contundente artículo en el que advertía de que se equivocan quienes piensen que con este tipo de medidas, absolutamente desproporcionadas, van a callar a los activistas de Greenpeace.” Pocas horas después ponían en marcha una ciberacción “para dejar claro a las autoridades danesas que no estamos dispuestos a permitir que se criminalice y persiga a aquellos que luchan contra el cambio climático.” La ciberacción puede firmarse pinchando aquí.

Alejandro Sánchez, en representación de Equo, defendió el miércoles en un comunicado que “es absolutamente desproporcionada la actuación de la justicia danesa empeñada en actuar contra un grupo de activistas cuyo único delito fue recordar a los gobiernos que no estaban haciendo bien su trabajo.” El embajador danés en España recibió el jueves una carta del coordinador de Ecologistas en Acción, Luis González Reyes, en la que le transmitía que “seguimos con estupor y tristeza la deriva represiva que nos llega desde Dinamarca.” Para Ecologistas en Acción, “algo huele a podrido en Dinamarca”, y piden al embajador que su país “sea capaz de volver a tener una relación proporcionada entre actos y consecuencias”. También la Coordinadora Verde, su coalición electoral Ecolo, la asociación Confluencias y la organización Jóvenes Verdes han dado su apoyo a Uralde.

El propio Juantxo ha comentado esta mañana en el programa ‘Te doy mi palabra’ de Onda Radio, que “estoy tranquilo porque considero que hicimos lo que teníamos que hacer.” Juantxo, que ya ha dicho en multitud de ocasiones que no se arrepiente de lo que hizo, ha explicado que “nos vamos a defender y vamos a reivindicar lo que hicimos. No entramos por diversión, entramos a llevar un mensaje y me parece que millones de personas se sintieron representadas en aquella acción.”

Entre esos millones de personas están las que estos días le han enviado cientos de mensajes de apoyo desde las redes sociales, incluyendo muchas peticiones para iniciar movilizaciones frente a la Embajada de Dinamarca en Madrid, que no creo que se vayan a demorar mucho. Además, se ha creado un grupo de facebook por iniciativa de un grupo de jóvenes que apoyan a EQUO llamado ‘Juantxo es inocente, los que no actuaron contra el cambio climático NO’. La última publicación en su muro dice:

“El compromiso y la lucha pacífica por un mundo mejor.
¿Dónde está tipificado como delito?
Si eso es delito que construyan una cárcel muy grande porque somos much@s l@s que estamos delinquiendo.”

Yo también estoy delinquiendo con esta entrada. ¡¡¡Ánimo Juantxo, estamos contigo!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada