lunes, 21 de febrero de 2011

Batalla ecologista contra el campo de la Ryder Cup en Tres Cantos

La actual batalla del ecologismo madrileño se libra en Tres Cantos, un municipio del área metropolitana norte de Madrid que opta a acoger la Ryder Cup en 2018, el torneo de golf más importante del mundo. La celebración de la Ryder en Tres Cantos lleva aparejada la construcción de dos campos de golf en la finca de Valdeloshielos, de titularidad pública y situada al oeste de la ciudad. La finca, separada de Tres Cantos por la M-607, se encuentra en un espacio protegido por la red Natura 2000, y además es parte del Parque Regional y Reserva de la Biosfera de la Cuenca Alta del Manzanares. Para los ecologistas, el campo de golf destruirá un lugar de alto valor ambiental, especialmente por tratarse de una zona de campeo para especies protegidas como el águila imperial ibérica o el buitre negro.

Vista sobre la Finca de Valdeloshielos, espacio natural protegido donde se pretende construir el campo de golf.
La noticia de que Tres Cantos albergaría la candidatura madrileña a la Ryder Cup 2018 fue lanzada hace exactamente un año, a través de una propuesta de la Federación Española de Golf en la que se decía que, “tras buscar diferentes emplazamientos en toda la región, se han determinado como los más óptimos los terrenos denominados ‘Finca Oeste’, propiedad del Ayuntamiento de Tres Cantos”. La candidatura de Tres Cantos cuenta ya con el apoyo de la Comunidad de Madrid, que se ha comprometido a financiar los gastos del torneo, y del Gobierno de España. Los conservacionistas no se oponen a la celebración de la Ryder Cup en Madrid, sino que insisten en que “en la Comunidad de Madrid existen 32 campos de golf que, con algunas modificaciones, podrían acoger la Ryder Cup, sin necesidad de alterar un espacio de gran valor natural.”

También SEO/Birdlife manifestó su rechazo a la construcción del campo de golf, que califican de iniciativa “insostenible”, y defienden que "en España hay un gran número de campos de golf que cumplirían con las condiciones necesarias para llevar a cabo tan prestigiosa prueba". Concluyen explicando que “conociendo la biología y necesidades vitales del águila imperial la obra proyectada causará una pérdida irremediable de áreas de alimentación para la especie y zonas potenciales de cría, lo que conllevaría la perdida de hábitat de calidad contraviniendo a todas las líneas de actuación incluidas en la Estrategia de Conservación del Águila Imperial."

Ante el rechazo de las organizaciones conservacionistas, el mundo del golf ha emprendido una campaña para vender el campo de golf de Tres Cantos como un proyecto “ecológico y respetuoso con el medio ambiente.” ¿No sería más ecológico aprovechar un campo de los que ya existen? Parece que no, y además, hay que recordar que el marketing no conoce límites: el Gobierno de la Comunidad de Madrid lanzó la semana pasada una increíble iniciativa, llamada Biogolf, con la que dicen que convertirán los campos de golf en “reservas de biodiversidad”. Los ecologistas consideran “ridícula” esta iniciativa, y recuerdan que el golf es una actividad insostenible en un lugar como Madrid por, entre otras cosas, el enorme gasto de agua que supone.

Volviendo al tema que nos ocupa, Ecologistas en Acción denunció a principios de mes, ante la convocatoria por el Alcalde de Tres Cantos del Pleno Municipal Extraordinario en el que se aprobaron las garantías exigidas por la Ryder Cup Europe (RCE) para la candidatura madrileña, “el oscurantismo y la privatización encubierta para celebrar el torneo en Tres Cantos.” Según ese acuerdo, “se atribuye a la RCE el derecho exclusivo de acceso y uso de la finca, así como todos los derechos comerciales y de explotación del mismo hasta la celebración del campeonato en 2018”, lo que para Ecologistas en Acción supone una privatización de hecho de la finca municipal. También denuncian que el punto séptimo del acuerdo incluye unas actuaciones no contempladas en el Estudio de Impacto Ambiental:

SÉPTIMO
El Ayuntamiento de Tres Cantos garantiza, en el ámbito de sus competencias, que gestionará y tramitará toda la normativa e instrumentos necesarios para posibilitar la construcción de un hotel por el promotor (incluidos los servicios apropiados, zonas de almacenamiento y ocio, centro de conferencias y salas de reuniones) dentro del Emplazamiento y cercano al Campo de Golf, y que hará sus mejores esfuerzos para que dicho hotel (y sus instalaciones) cumpla el estándar exigido y tenga una calificación de cinco estrellas.

Efectivamente, basta echar una ojeada al Estudio de Impacto Ambiental favorable emitido por la Comunidad de Madrid para darse cuenta que la construcción del hotel de lujo en la finca no aparece por ninguna parte: 

“Se proyecta un campo de golf de 18 hoyos (…), una cancha de prácticas y las instalaciones complementarias necesarias (casa club, aparcamiento, zona de mantenimiento, lagos, etc.), ocupándose la mitad de la superficie de la finca (114,37 ha), ya que la otra mitad debe reservarse como espacio libre de uso público.”

En el PGOU de Tres Cantos, se permitía un uso dotacional deportivo en un 50% de la finca de Valdeloshielos (el resto debía seguir siendo zona verde pública), por lo que el acuerdo aprobado por el Ayuntamiento de Tres Cantos el día 11 de Febrero requerirá, con total seguridad, la modificación del Plan de Urbanismo. Lo reconoció el propio Concejal de Urbanismo de Tres Cantos durante el Pleno Extraordinario -del que se ausentaron en señal de protesta el grupo socialista e IU, y cuya nulidad solicitarán-, según una nota emitida por el PSOE local:

“El grupo municipal socialista viene advirtiendo al gobierno desde que se conoció como iba a ser el complejo para la Ryder Cup, que la construcción de un hotel en esa zona no está permitido por el Plan General de Ordenación Urbana. Nunca se nos escuchó, sin embargo hoy han reconocido que se tiene que hacer un nuevo planeamiento urbanístico que habrá que aprobar, a pesar de que la construcción es un compromiso que ya ha adquirido el ayuntamiento y que hoy han ratificado.”

Parece claro que el Ayuntamiento se está dedicando a mentir, pues tan sólo dos días antes, el 9 de Febrero, la alcaldía de Tres Cantos envío un correo electrónico a las personas que habían firmado la ciberacción (“Más conservación y menos Ryder Cup”) contra la construcción del campo de golf en la que se decía que “en ningún momento, se ha permitido ni se va a permitir la especulación urbanística en la Finca de Valdeloshielos, que además no lo consiente el Plan General de Ordenación Urbana de nuestro municipio.”

Foto de la marcha celebrada el 20 de Febrero de 2011 contra el campo de golf. Fuente: foro de 3cantos.org
No sólo las organizaciones ecologistas se han opuesto a la construcción del campo de golf, también las Asociaciones de Vecinos de Tres Cantos lo rechazan por la pérdida de un espacio natural de uso público y por el hecho de que, cuando exista el campo de golf, no se podrá asegurar el riego de los jardines de la ciudad durante el verano.

Ayer, alrededor de medio centenar de personas participaron en una marcha contra el campo de golf convocados por la Asociación Ecologista del Jarama, Ecologistas en Acción, Jarama Vivo, Arba, la Plataforma en defensa de las zonas verdes en Tres Cantos y Grama. Los manifestantes, que calificaron el campo de golf como "una barbaridad ambientalmente insostenible y socialmente injusta", denunciaron que “el proyecto está lleno de engaños y oscurantismo”. Además, las asociaciones convocantes anunciaron que estudian acciones judiciales contra la Real Federación Española de Golf y el Ayuntamiento de Tres Cantos, según informa Efe. De momento, las alegaciones y protestas de los ecologistas, de las Asociaciones de Vecinos y de la oposición no están siendo escuchadas. Pero todo indica que no van a tirar la toalla, y que la batalla continuará en los próximos meses. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada