miércoles, 25 de mayo de 2011

"La Unión Europea está en la vanguardia de la lucha contra el Cambio Climático"

El subdirector de Comercio de Emisiones y Mecanismos de Flexibilidad del MARM, Ismael Aznar, ha admitido durante el Curso de Periodismo Ambiental y Cambio Climático de EFEverde que “será muy difícil alcanzar objetivos más ambiciosos de reducción de emisiones en la próxima Cumbre del Clima de Durban.” A pesar de ello, Aznar ha apostado por “un mayor esfuerzo de la Unión Europea”, que se debería plasmar en aumentar unilateralmente el compromiso europeo de reducción de emisiones para 2020 hasta el 30%, por encima del objetivo actual del 20%.

La postura de España es supeditar este aumento en los objetivos europeos a un compromiso del resto de países, “que deben estar recogidos en normas jurídicamente vinculantes como el Protocolo de Kyoto”, ha recordado Aznar. La Unión Europea pide a los países desarrollados “objetivos numéricos cuantificados y vinculantes”, de entre un 25 y un 40% de reducción de emisiones para 2020. En cuanto a los países en desarrollo, “deberían desviarse de sus perspectivas de crecimiento de emisiones para 2020 hasta en un 30%”, ha afirmado Aznar. A los países en desarrollo se les pide que tomen "medidas adecuadas y específicas para mitigar el cambio climático", aunque eso no significa que se les vaya a obligar a limitar sus emisiones. La Unión Europea prestará apoyo tecnológico y financiero a los países en desarrollo para la mitigación y también para la adaptación al cambio climático, "siempre que esté claro para qué se utilizará el dinero", ha puntualizado Aznar.

Según Aznar, “frente al inmovilismo de otras potencias desarrolladas, como EEUU o China, Europa debe aportar una postura más constructiva y ambiciosa”. En este sentido, llegar a un acuerdo para el segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kyoto, que expira en 2012, sería “positivo” para las negociaciones internacionales. Aún así, Aznar defiende que "necesitamos objetivos más ambiciosos que Kyoto y que se comprometan los países en desarrollo a tomar parte en el esfuerzo." De cara a Durban, el grueso de la negociación consistirá en implementar los acuerdos hechos en Cancún, una mayor ambición en mitigación y una mayor formalidad en los compromisos de lucha frente al cambio climático. 


Aunque no habrá un acuerdo "FAB" (Justo, Ambicioso y Vinculante) en la Cumbre del Clima de Durban como piden los ecologistas, Aznar ha querido lanzar un mensaje optimista: "no esperemos a lograr acordar los objetivos de reducción de emisiones para empezar a trabajar". En ese sentido ha reivindicado los Acuerdos de Cancún, como el REDD (el mecanismo para reducir las emisiones causadas por la deforestación y la degradación de los bosques), o el Fondo Climático Verde para ayudar a los países en desarrollo a adaptarse y mitigar el cambio climático. El subdirector de Comercio de Emisiones del MARM ha definido lo conseguido en Cancún como "alucinante".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada