jueves, 2 de febrero de 2012

Villafáfila, un oasis para las aves en Tierra de Campos

Amanece entre la niebla en la Reserva Natural de las Lagunas de Villáfafila, como casi todas las mañanas de invierno en este rincón de la Tierra de Campos, al noreste de Zamora. Estamos en el observatorio de aves de la Laguna de San Pedro, una de las más pequeñas de este conjunto de lagunas salinas, poco profundas y estacionales que conforman el humedal más importante de Castilla y León.

Laguna del Villardón

Apenas se intuyen las primeras luces del alba y el paraje comienza a bullir de vida, los bandos de ansares comunes que descansan en la laguna se preparan para un nuevo día. Son muchas las aves anátidas que, procedentes del frío norte de Europa, eligen este lugar como su refugio invernal. Hasta 30.000 ansares comunes se han contado algunos años, además de otras especies de anátidas como cercetas, tarros blancos, o porrones moñudos. Alrededor del 50% de las anátidas que invernan en Castilla y León lo hacen en estas lagunas. También se detienen aquí decenas de miles de aves, como las grullas, en sus rutas hacia el sur.

Seguimos en el observatorio, viendo cómo los bandos de ansares comunes levantan vuelo y se pierden entre la niebla. Van a alimentarse a las llanuras cerealistas que rodean las lagunas, un ecosistema extraordinario, muy importante para las aves esteparias: en la superficie de la Reserva se da la mayor concentración mundial de avutardas. Gracias a sus valores naturales, es parte de la Red Natura 2000 como ZEPA, y está en la lista de humedales de importancia internacional Ramsar.

La Reserva está bien preparada para el turismo ornitológico: además del de la Laguna de San Pedro, hay un gran observatorio en la Laguna Grande y otro en la Laguna de Barillos, las dos lagunas más grandes de la Reserva y las de mayor concentración de anátidas y limícolas. Para aprovechar la visita a la Reserva, la mejor opción es acercarse a la Casa del Parque, que está situada en la carretera que une Villafáfila y Tapioles y este año abre viernes, sábados y domingos. Allí tienen toda la información necesaria para pasar un par de días de calma en Villafáfila disfrutando de la naturaleza. En su web también hay mapas con rutas e información de las especies que habitan en la Reserva.

Precisamente hoy se celebra el Día Mundial de los Humedales conmemorando la firma del Convenio de Ramsar, una celebración que busca concienciar sobre el valor de estos ecosistemas. El lema de este año es "Humedales y Turismo", con la intención de dar a conocer los beneficios de un turismo respetuoso con los humedales. En Villáfafila, la Casa del Parque ha organizado actividades de anillamiento que pueden consultarse aquí. Pero si no es posible escaparse este fin de semana, no pasa nada: las aves, por suerte, van a seguir por allí. Y esperemos que por muchos años.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada